La NASA ya tiene lista la colisión de su satélite para desviar un asteroide y proteger la Tierra

CDMX, 15 de septiembre del 2022.- La NASA tiene ya todo listo para su misión Prueba de Redireccionamiento del Asteroide Doble (DART, por sus siglas en inglés), con la que pretende colisionar un asteroide para modificar su trayectoria y proteger la Tierra.
La colisión ocurrirá el 26 de septiembre y será registrada en imágenes mediante una misión fotográfica conducida por la Agencia Italiana Espacial, en coordinación con la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés).
La misión logró el primer avistamiento de su objetivo, un sistema de dos asteroides identificado como Didymos y que incluye a su objetivo, Dimorphos.
La colisión contra Dimorphos no busca evitar una amenaza de choque real entre el asteroide y la Tierra, sino que ensayar de manera preventiva las habilidades humanas para desviar estos cuerpos astronómicos, en caso de una situación real de riesgo.
“Esta es la primera prueba mundial de técnica de impacto cinético, que usa una nave espacial para desviar un asteroide en defensa del planeta”, explicó la NASA mediante un comunicado. El objetivo, Dimorphos, funciona como una luna menor que orbita alrededor del cuerpo del asteroide Didymos.
El 27 de julio el sistema DRACO (siglas en inglés de Cámara de Reconocimiento del Asteroide Didymos y de Navegación Óptica) logró captar el objetivo de la misión de la NASA, mediante 243 fotografías tomadas entonces.

“La calidad de la imagen es similar a la que podríamos obtener de telescopios sustentados en la superficie terrestre, pero es importante mostrar que DRACO está funcionando de manera adecuada y puede visualizar su objetivo para hacer cualquier ajuste necesario antes de que empecemos a usar las imágenes para guiar la nave espacial de manera autónoma rumbo al asteroide”, explicó la ingeniera a cargo de la misión, Elena Adams.

La misión requiere imágenes fieles sobre todo en su última fase de navegación, en sus últimas cuatro horas antes del impacto, cuando se conducirá de manera automática rumbo al asteroide, sin intervención humana, explicó la NASA.
Estos días antes del impacto el equipo astronómico a cargo de la misión tiene oportunidad de introducir tres correcciones manuales a la trayectoria, con base en la observación de la cámara dispuesta para tal objetivo.
Un día antes del impacto, el equipo podrá saber la ubicación del asteroide con dos kilómetros de distancia.
Con informacion de Sputnik News