Los rusos se bañan en aguas heladas para celebrar la Epifanía

Decenas de miles de cristianos ortodoxos participaron en el tradicional chapuzón con motivo de la Epifanía.

Se zambulleron tres veces en las aguas gélidas para conmemorar el bautismo de Jesucristo y lavar sus pecados simbólicamente.

Con esta tradición se evoca el bautismo de Jesucristo en el río Jordán por Juan el Bautista.

La Epifanía, junto con la Pascua, es una de las fiestas cristianas más antiguas. Los sacerdotes y los feligreses se dirigen a los ríos y lagos helados, mientras que los socorristas y las ambulancias garantizan el bienestar de los creyentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.