La enigmática momia egipcia de un infante lanza nuevos indicios de la medicina antigua

CDMX, 22 de enero del 2022.- Un estudio científico ha hallado nuevos indicios de la medicina empleada en el antiguo Egipto. Se trata del primer ejemplar registrado de una herida vendada en un cuerpo momificado, que podría ofrecer más información sobre las prácticas médicas antiguas.
Los investigadores descubrieron los vendajes de la herida en la momia de una niña, de no más de cuatro años de edad, que habría muerto hace unos 2.000 años.
Según las tomografías computarizadas publicadas en International Journal of Paleopathology, la momia presenta un vendaje en la parte inferior de la pierna izquierda. La herida parecía haberse infectado cuando la niña murió, ya que los escaneos mostraron rastros de pus.
Dos tomografías donde se observa el área de la herida en la pierna izquierda de la momia - Sputnik Mundo, 1920, 22.01.2022
Dos tomografías donde se observa el área de la herida en la pierna izquierda de la momia
La momia que fue extraída de la Tumba de Alina en el Oasis de Faiyum, ubicado al suroeste de El Cairo, dejó sorprendidos a los científicos por ser la primera vez que encuentran indicios de una herida vendada en una momia.

“Nos da pistas sobre cómo [los antiguos egipcios] trataron tales infecciones o abscesos durante su vida (…) Fue muy emocionante porque no lo esperábamos. Nunca antes se había descrito algo así”, explicó a Insider el director del Instituto de Estudios de Momias en Bolzona, Italia y autor del estudio, Albert Zink.

Los investigadores no descartan la probabilidad de que se aplicaran algunas hierbas o ungüentos específicos para tratar la inflamación de esta área. Según Albert Zink esto puede ser comprobado obteniendo muestras del área para revelar qué es lo que causó la infección y cómo la trató la gente en ese momento. Aunque esto implicaría desenvolver la momia o recolectar una muestra con una aguja de biopsia.
La momia descubierta en el oasis de El Fayum, Egipto - Sputnik Mundo, 1920, 30.11.2020

Lo que se mantiene como un enigma para los investigadores es la explicación precisa del por qué en este caso se dejaron los vendajes en su lugar tomando en cuenta que generalmente no sobreviven al proceso de momificación. Una de las teorías que manejan los investigadores es que los embalsamadores pusieron el vendaje de forma intencional, ya que los antiguos egipcios creían que el cuerpo momificado debería ser lo más perfecto posible para la vida después de la muerte.
“Tal vez intentaron de alguna manera continuar el proceso de curación para el más allá (…) Siempre hay algunas sorpresas cuando estudiamos momias”, señaló Zink.
Los científicos consideran que en el antiguo Egipto no sabían cosas que ahora daríamos por sentadas como: el funcionamiento del corazón, las infecciones que causan los microbios o las células que provocan cáncer, pero sí tenían una comprensión experta de las prácticas médicas en el tratamiento de heridas y lesiones, prueba de ello son algunos papiros que fueron hallados a lo largo de las décadas.
Un sarcófago (archivo) - Sputnik Mundo, 1920, 24.10.2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.